El Testamento

Es algo en lo que en general, ninguno queremos pensar. Sin embargo la realidad se impone y muchas veces nos guste no debemos hacerlo.

La frase “después de muerto a mi me da todo igual” suele ser solo válida si no tenemos ningún posible heredero, en cualquier otro caso la no existencia de testamento suele ser una gran incomodidad para todos los herederos.

Sin embargo, solemos tener una idea poco precisa de como se hace y de qué se puede dejar a quien ya que las leyes existentes coartan bastante nuestra libertad. 

Además ir a un notario, o antes de ir, podéis informaros en la siguiente página:

Planificar la sucesión en España