Renina

« Volver al Diccionario

Encima segregada por el riñón. Juega un papel fundamental en la regulación de la tensión arterial.

La Renina se libera cuando hay pérdida de volumen sanguíneo, una caída en la presión sanguínea (como en una hemorragia), y en especial cuando hay aumento de la osmolaridad del plasma.

La renina es una enzima que activa el angiotensinógeno presente en la circulación sanguínea y producido en el hígado, generándose así angiotensina I. Al pasar por los pulmones, la angiotensina I se convierte en angiotensina II por acción de la Encima Convertidora de la Angiotensina.

 

La Angiotensina-II tiene las siguientes funciones:

  • Es el vasoconstrictor más potente del organismo después de la endotelina;
  • Estimula la secreción de ADH (también llamada vasopresina, u hormona antidiurética) por la neurohipófisis (aunque sintetizada en los núcleos supraopticos y paraventriculares del hipotálamo), la cual a su vez estimula la reabsorción a nivel renal de agua y produce la sensación de sed;
  • Estimula la secreción de la aldosterona (por las glándulas suprarrenales), hormona que aumenta la reabsorción de sodio a nivel renal junto con la mayor excreción de potasio e hidrogeno;
  • Estimula la actividad del sistema simpático, que tiene también un efecto vasoconstrictor.
« Volver al Diccionario